martes, 30 de noviembre de 2010

Diez cosas que las compañías de snacks no quieren decirle


Por Catey Hill
1. Esto es ilegal en Canadá
Una hora después de comer unas papas fritas dietéticas de paquete —hechas con olestra, un sustituto de la grasa— Debra Jaliman, de 55 años, una dermatóloga de Manhattan, sintió calambres abdominales tan fuertes que tuvo que cancelar las citas con sus pacientes. Reacciones como esa explican por qué el Centro de la Ciencia para el Interés Público, una organización de defensa de los consumidores, sostiene que nadie debería comer olestra, y por qué Canadá y Estados Unidos la prohibieron. Pero es legal en EE.UU., y el consumidor la encuentra en alimentos como papas fritas de paquete con poca grasa o sin ella, galletitas y otros snacks. Procter & Gamble, que vende olestra bajo el nombre Olean, afirma que se han consumido 6,5 millones porciones de comida que contienen Olean desde 1996, el año en que la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) de EE.UU. la aprobó para su uso en ese país.

Olestra no es la única sustancia prohibida que los estadounidenses están consumiendo. La Hormona Recombinante de Crecimiento Bovino (o rBGH, que suele venderse como Posilac), una hormona sintética inyectada a las vacas para estimular la producción de leche, suele aparecer en muchos snacks basados en productos lácteos como el helado. No sucede en la Unión Europea y Canadá, donde fue prohibida debido a preocupaciones sobre sus efectos para la salud tanto de vacas como de humanos, como temores de que una hormona asociada con el cáncer puede estar más presente en las personas que beben leche tratada con rBGH (Eli Lilly, la compañía que fabrica Posilac, lo niega).

Mientras tanto, rBGH es un producto lucrativo en EE.UU.: una división de Eli Lilly compró Posilac por más de US$300 millones en 2008. Los estudios muestran que Posilac puede incrementar la producción de leche en las vacas en un 15% o más, lo que implica más leche para vender.

2. Agregamos insectos pulverizados a su snack.
Para el doctor James Baldwin, tratar a esta mujer de 27 años por shock anafiláctico fue fácil, pero descifrar qué causó la reacción fue un misterio. Varias pruebas después, Baldwin descubrió que la paciente tenía una rara alergia a algo que había comido: las carcasas de escarabajos molidos y hervidos, que se utilizan con frecuencia en estos snacks para crear esos preciosos matices de rojo, violeta y rosado en toda clase de alimentos, desde jugos de fruta hasta helados y caramelos. "Es un colorante común", afirma Baldwin.

No, no encontrará la palabra "escarabajo" en ninguna parte de las etiquetas de la comida; en cambio, posiblemente vea la no tan atemorizante "carmín", "ácido carmínico" o "extracto de cochinilla". Y los restos de los escarabajos son un gran negocio. Perú, el mayor exportador mundial de cochinilla, produce casi 910 toneladas de este pigmento cada año, según Amy Butler Greenfeld, investigador Marshall en la Universidad de Oxford y autor de "Un rojo perfecto", que examina la historia de la cochinilla. Los expertos afirman que esta industria creció en Perú alrededor de un 15% anual durante la última década, y a medida que aumenta la demanda de colores naturales en la industria, Greenfeld predice que la industria de la cochinilla se expandirá a la par.

3. ¿Fecha de vencimiento? No hay fecha de vencimiento
Todos hemos sonreído con la leyenda urbana de que una golosina seguirá fresca para siempre dentro de su envoltorio de plástico. Resulta que no es algo tan descabellado. La fecha de vencimiento de alimentos altamente procesados puede ser significativamente posterior a la fecha que aparece en el paquete, dice Karen Duester, presidente de Compañía de Consultoría sobre Alimentos, que asesora a empresas respecto a etiquetas para alimentos y regulaciones de la FDA. De hecho, si el producto está bien sellado, se mantiene lejos de la luz y tiene un bajo contenido de lácteos y grasa, podría durar años. Esto es particularmente cierto en el caso de snacks enlatados como las cerezas al marraschino.

Esas fechas que dicen "mejor antes de" son provistas voluntariamente por el fabricante, pero dado que los expertos dicen que esos productos se puede consumir después de su vencimiento: ¿por qué las ponen en el paquete? Alienta a los minoristas a reponer su inventario y a volver a ordenar el producto con más frecuencia, sostiene Duester. Además, una fecha de vencimiento cercana a 2015 no es exactamente atractiva para un consumidor.

4. Esa barra energética lo puede dejar exhausto
Los avisos de barras energéticas suelen presentar atletas muy en forma y, con nombres que evocan fortaleza, bienestar, y grandes lugares al aire libre, cultivan lo que los expertos en alimentación llaman "un halo saludable". Estos mensajes parecen tener eco en entre los consumidores; se proyecta que el mercado de las barras energéticas y nutritivas crezca más del 27%, desde US$962 millones de ventas de 2003 hasta unos US$1.230 millones proyectados para 2013, según la firma de investigación de mercados Mintel.

Pero si lee la lista de ingredientes, verá que muchas barras energéticas populares comienzan a parecerse en forma sorprendente a las barras de golosinas comunes. Eso se debe a que las barras frecuentemente contienen ingredientes como jarabe de maíz con mucha fructosa, dextrosa y fructosa —todos azúcares— además de chocolate, galletas de arroz y caramelo. "Estas barras pueden ser dosis concentradas de azúcar", señala Sean C. Lucan, de la Universidad de Medicina Albert Einstein. Le darán una explosión inmediata de energía —también conocida como un frenesí de azúcar— igual a la que le daría una barra de golosinas. Y después es probable que se sienta más cansado que antes de comer la barra, explica. (Y quizás coma otra barra de este tipo). Incluso en el caso de los atletas es posible que esas barras no les den más energía. Un estudio de 1998 realizado por la Universidad Estatal Ball descubrió que los bagels permiten obtener los mismos impulsos en el desempeño aeróbico que las barras energéticas.

5. Hay huesos de cerdo en su budín
La gelatina —así como muchas golosinas gomosas, malvaviscos, budines y caramelos masticables— suele estar hecha de piel, huesos y tendones de animales, normalmente vacas y cerdos. El fabricante muele estas partes de los animales, las trata con un ácido fuerte durante unos días para ayudar a eliminar el colágeno, y luego hierve la mezcla. Entonces, raspa la gelatina, que sube hasta la parte superior de esta mezcla hirviente, en los contenedores. Un usuario importante, Kraft, vende 300 millones de cajas del postre de gelatina Jell-O en EE.UU. todos los años y ofrece 158 productos con esa marca.

Pero las etiquetas de estos productos no le hacen saber a la gente que hay partes de animales en esos movedizos snacks. Para todas las personas que no consumen carne o productos derivados de los animales o que coman comida kosher, eso es un problema. La estudiante de 24 años Heather Bahler no se enteró de que había carne en la gelatina hasta un año después de haberse transformado en vegetariana. "Cuando me enteré, estaba un poco enojada", afirma. E cuando los vegetarianos se enteran de que la gelatina contiene carne, aún puede ser muy difícil evitarla. "Hasta hoy la encuentro en lugares en los que nunca hubiese soñado", señala Michael Garnett, un profesional de las tecnologías de la información de 37 años, que es vegetariano hace 12 años.

6. "Natural" naturalmente no significa nada
El Departamento de Agricultura de EE.UU., que regula la carne bovina y de ave, define a los productos naturales como aquellos que no tienen ni colores ni ingredientes artificiales. Pero la FDA, que regula otros tipos de alimentos, no hace un seguimiento tan cercano del uso que hacen de esta palabra los fabricantes de los snacks. "(La palabra) natural básicamente no tiene ningún significado en las etiquetas de la comida", sostiene Lucan. A menudo verá el término "sabor natural" en su paquete de snacks, que, paradójicamente, no significa exactamente "de la naturaleza". Es más probable que deriven de químicos producidos en laboratorios de sabor, sostiene Lucan. "Aunque los mismos componentes químicos se pueden encontrar en la naturaleza, los que terminan en su comida vienen de una planta química, no de una planta viviente", advierte.

Pero la palabra "natural" vende, especialmente dado que en estos días los consumidores están más dispuestos a pagar más dinero por alimentos que consideran más saludables, y Lucan afirma que muchos son engañados. Por ejemplo, un popular servicio en línea de entrega de productos de almacén vende una bolsa de 227 gramos de los bollos "Cheetos de Queso Blanco Natural Cheddar", que contienen ingredientes como ácido cítrico y maltodextrina, por US$4,19, un 55% más que lo que cuesta una bolsa de 255 gramos de los Cheetos comunes (US$2,69), que contiene una lista de ingredientes similar (ambos contienen maíz, aceite de girasol, ácido cítrico, maltodextrina, queso cheddar, sal, suero y más).

7. Estamos gastando miles de millones de dólares para engordar a los niños
Christen Cooper, de 38 años, quedó en shock cuando su hijo, entonces de 2 años, señaló el logo de Dunkin Donuts y lo llamó por su nombre. Dietista registrado y fundador de Cooper Nutrition, una firma de asesoramiento en nutrición de Pleasantville, estado de Nueva York, Cooper dice que habla con su hijo sobre alimentación saludable y limita la televisión, pero los mensajes de los anunciantes de comida chatarra se infiltran de todos modos.

"Pide pastillas de fruta y cereales azucarados", afirma. "Aprende mucho de eso de la televisión", agregó. Su hijo, ahora de 7 años, es como muchos niños a los que apuntan los avisadores: quiere comidas que tengan a personajes como Shrek en sus paquetes.

8. Nuestras fábricas están sucias
¿Una rata seca asada en su manteca de maní? Eso es lo que dice haber visto un soplón que trabajaba para Peanut Corporation of America, una prominente fábrica de ese producto en Blakely, estado de Georgia, EE.UU., que provee a compañías como Kellogg. Afirma que vio la rata —además de cucarachas— asándose en contenedores de maní en la planta, que fue objeto de una investigación criminal después de una epidemia de salmonella en 2009 que según los expertos mató al menos a ocho personas. Los investigadores no encontraron ratas cuando visitaron la planta, pero sí algunas violaciones importantes a las normas sanitarias, incluyendo cucarachas, agujeros en el techo que permitían que entrara lluvia, trapos que se lavaban en la misma pileta que el equipo de producción, y moho.

Cada año, más de 300.000 estadounidenses son hospitalizados y 5.000 mueren debido a alimentos y bebidas contaminados, según el Departamento de Salud y Servicios Humanos. Y parte de estos incidentes son resultado de condiciones no higiénicas en las plantas de procesamiento de alimentos.

Y estos son solo los casos de los que sabemos. De las 51.229 plantas de procesamiento y producción de alimentos reguladas por la FDA, el 56% no ha sido inspeccionado en los últimos cinco años, según un informe de este año del inspector general del Departamento de Salud y Servicios Humanos. Y la cantidad de inspecciones en instalaciones alimentarias llamadas "de alto riesgo" (las que producen alimentos que nos pueden enfermar con más probabilidad) bajó de 77% en 2004 a 63% en 2008. El porcentaje cayó del 29 al 16% en las plantas de bebidas gaseosas y bebidas, del 41% al 24% en las de productos de panadería, y del 32% al 12% en las de chocolates y derivados.

9. Su hábito de comprar barras dulces nos está haciendo ricos y enfureciendo a los minoristas
Los precios de las golosinas de chocolate se han disparado en la última década. El índice de precios del productor, que mide los precios que reciben los productores de chocolate por sus productos, aumentó más del 40% entre 2000 y 2009. (Las categorías de galletitas dulces y saladas y los productos relacionados, junto con el helado y los postres helados subieron solamente 24%). No es sorprendente que las ventas totales de la industria del chocolate también hayan aumentado, de US$13.400 millones en 2002 a alrededor de US$17.700 millones en 2009, según la firma de investigación de mercado Mintel.

Los productores sostienen que el incremento de los precios refleja el alza del cacao o el azúcar. Los dueños de las tiendas de comestibles y otros minoristas dicen que ocurre algo más: la cooperación ilegal entre los fabricantes. Desde 2008, decenas de cadenas de comercios de comestibles y minoristas como Kroger, Safeway, Giant Eagle, Walgreen, SuperValu, Publix y CVS han presentado demandas en las que sostienen que las grandes compañías chocolateras —Hershey, Mars, Nestlé y Cadbury Schweppes, que juntas controlan más del 75% del mercado de las golosinas de chocolate— se han puesto de acuerdo para mantener los precios altos desde 2002. En la demanda de Giant Eagle, por ejemplo, la compañía declaró que Hershey, Nestlé y Mars, se pusieron de acuerdo en una "conspiración", que implicaba que subían los precios en coordinación. (Indicaron que el 23 de diciembre de 2004, Hershey subió un 16,7% los precios que le cobraba a Giant Eagle, luego Nestlé los aumentó un 17,04% el 12 de enero de 2005, y luego Mars las imitó con un 15,6% de aumento el 6 de marzo de 2005). Es "extremadamente raro" que las cadenas de comestibles presenten este tipo de demandas porque es extremadamente importante para el futuro de su negocio mantener buenas relaciones con los proveedores de un producto popular —como el chocolate—, según Jim Hertel, socio de la empresa de consultoría para minoristas del sector de la alimentación Willard Bishop.

10. Cuando decimos "enriquecido" decimos procesado
Los alimentos snack como los pretzels, las galletas y las rosquillas suelen promocionar que tienen como ingrediente harina de trigo enriquecida, como si fuera algo bueno. No exactamente. "Enriquecido" quiere decir que se agregaron vitaminas y minerales a la comida, pero usualmente sólo después de haber sido retirados previamente. Los fabricantes primero quitan algunas vitaminas y minerales a través de un proceso de refinación y después reintegran algunos de los nutrientes que habían sido quitados. "El enriquecimiento en realidad debería ser llamado 'restauración parcial'", señala Michael F. Jacobson, director ejecutivo del Centro de la Ciencia para el Interés Público, una organización de defensa de los consumidores que investiga y educa al público respecto a temas de salud y nutrición. Y aunque el proceso de enriquecimiento agrega nutrientes como tiamina, niacina, hierro y riboflavina, no siempre los reintegra en las mismas cantidades y también puede quitar una buena cantidad de fibra, explica Jacobson.

Fuente: Tomado de SmartMoney.com
wsj.com

Pollo a la provenzal


Ingredientes:
1 Pollo

1 cebolla chica
2 cucharadas de manteca
2 cucharadas de aceite
1 taza de ajo y perejil picados
Salvia y romero
Sal y pimienta

Preparación:
Cortar la cebolla en aros y rehogarla en el aceite.
Trozar el pollo en presitas chicas. Dorar el pollo espolvoreado con sal, pimienta, salvia y romero. "Acomodar" encima la manteca en pedacitos.
Cuando está dorado por fuera, agregar 1/2 taza de agua caliente (bien caliente).
Tapar y bajar el fuego. Dejar cocinar (aprox. 10 minutos), destapar y dejar que se consuma el agua (otros 10 minutos), girando las presitas (para que se cocine parejo). Cuando se consume el agua, apagar el fuego y agregar el ajo y el perejil. (No agregar con el fuego prendido porque el ajo se quema y le queda gusto amargo).
Esto queda muy bien con Papas a la Manteca....

Las 15 dietas famosas que tienen riesgos para la salud


Fotos de chicas flaquísimas, supuestamente lindas. Publicidades donde la gente feliz no tiene un gramo de más. Las referencias de la cultura del consumo a un supuesto modelo corporal son las madres del problema que, ahora, parece ser mayor de lo que se creía.

Según lo plantea en un estudio la Agencia de Seguridad Sanitaria, Alimentación, Medio Ambiente y Trabajo (ANSES) del gobierno francés, muchos regímenes adelgazantes no sólo no son una buena alternativa para bajar de peso sino que conllevan riesgos para la salud.

Básicamente, dice que las dietas más populares no son equilibradas en términos alimentarios y que en un 95% provocan un aumento de peso cuando se las deja , ya sean las ricas en proteínas o pobres en glúcidos.

La agencia (equivalente a la ANMAT argentina) analizó en profundidad las 15 dietas más populares en Internet y venta de libros, entre ellas la Atkins, la californiana, la desintoxicante del limón, la de crononutrición, la Mayo y el régimen de la sopa de repollo.

Su informe de 160 páginas, publicado la semana pasada, evalúa los desequilibrios importantes que traen aparejadas en macro nutrientes (lípidos, glúcidos, proteínas), en vitaminas y en minerales, y que afectan en los niveles óseo, metabólico, cardiovascular, hepático, renal, digestivo y psicológico.


En más del 80% de estas dietas, los aportes en proteínas son superiores a los valores nutricionales aconsejados, e incluso muy elevados, como en el caso de la Dukan, que constituyen además su señal distintiva. Varias de ellas (en especial, la De la Zona, la Crononutrición y la Atkins) proponen aportes de grasas superiores a los niveles máximos recomendados. En tres de cada cuatro dietas, los aportes en fibras son inferiores a lo aconsejable, e incluso en algunos casos cerca de diez veces menores, como en las dos primeras fases de la Dukan.

El presidente del grupo de trabajo de la ANSES que llevó adelante la investigación, Jean Michel Lecerf, dijo que estas dietas “contienen pocas fibras, vitaminas y minerales, y demasiada sal”. Lo que, según él, hace que “personas que no tenían problemas de peso puedan pasar a estar en sobrepeso y desarrollar perturbaciones del comportamiento alimentario”.

En el caso concreto de las mujeres –de las que, de acuerdo con el informe, el 40% se considera “demasiado gorda” y el 60% desea pesar menos– los aportes en hierro recomendados rara vez son respetados. Varios regímenes (el Mayo, el Montignac, el Fricker) no cubren las necesidades en calcio, mientras que en dos de las fases de la Dukan los aportes son dos veces superiores a lo recomendado. La primera etapa de esta dieta aporta más de dos veces el máximo de sodio aconsejado. El aporte en vitamina C es muchas veces demasiado débil, en especial en las Dukan y Fricker, al igual que el de vitamina D, salvo para los regímenes Dukan fase 2 y 3, en donde es cuatro veces más elevado que lo recomendado.

Según Marcela Leal, directora de la carrera Nutrición de la Universidad Maimónides, la mayoría de las dietas actuales tienen que ver con una restricción alimentaria importante en nutrientes y con el consumo excesivo de otros. “Las dietas de moda no son soluciones a largo plazo si se desea bajar de peso. Muchas dan resultados en su comienzo, provocando un descenso de peso brusco. Sin embargo, pueden ocasionar graves consecuencias en el organismo . Prometen resultados no realistas, son difíciles de mantener en el tiempo y no son saludables”, explica la especialista.

Para Ana Jufe, nutricionista del Hospital de Clínicas, el problema no es tanto la dieta sino cómo se hace. “Es una herramienta que el paciente debe usar acompañado por un médico, por eso el problema es que se la haga por su cuenta y por tiempos indefinidos”. Leal coincide: “Intentar un descenso de peso sin asesoramiento profesional lleva a prácticas alimentarias desequilibradas”.

Para cerrar, Jufe deja una pregunta que bien podría abrir un debate más profundo: “Sería bueno también cuestionarnos por qué fabricamos cada vez más alimentos no nutritivos y potencialmente adictivos, generalmente económicos, que predisponen en gran medida a esta severa enfermedad”.

QUE ES COMER BIEN

La nutricionista Marcela Leal, de la Universidad Maimónides, elaboró las pautas de lo que es “comer bien”:

Consumir frutas y verduras, preferentemente crudas y de estación.

Los productos lácteos, como leche, yogur y quesos untables deben ser descremados.

Consumir cereales como arroz, avena, pastas, en versiones integrales, pues el aporte de fibra alimentaria es muy beneficioso para la salud.

Comer porciones pequeñas. No tentarse cuando ofrecen aumentar la porción, está demostrado que eso se traduce en sobrepeso y obesidad.

Cuidado con los alimentos densos en calorías como galletitas, dulces, helados, papas fritas, golosinas, pizza. No deben ser un hábito diario.

Consumir una mayor variedad de carnes rojas y blancas. Por ejemplo, incluir cortes magros de carne de cerdo, conejo y, fundamentalmente, aumentar el consumo de pescados.

Tomar mucha agua en detrimento de gaseosas.

PARADOJA DE LAS DIETAS EXTREMAS

Paradoja 1: en general buscan tratamiento consumidores sin exceso de peso ni riesgo, pero con sobrepeso cultural. Los obesos con patologías asociadas y alto riesgo, muchas veces ni siquiera piensan en un tratamiento.

Paradoja 2: las estrategias para perder peso en términos de alimentación se basan en reducir calorías y manipular la composición de la dieta (porcentaje de macronutrientes: hidratos, proteínas y grasas). Si bien es necesario que la persona coma menos, se utilizan dietas extremadamente bajas en calorías sin necesidad. ¿Para qué dar dietas de hambre si reduciendo 500cal/día, en 10 días se perderá 1 kilo?

Paradoja 3: el hambre oculta y la malnutrición de los que pueden comer. El déficit de vitaminas y minerales que nadie sospecha ni trata. En nuestro país la carencia de calcio y hierro constituyen ya un desafío sanitario. La baja ingesta de frutas y verduras se repite en diferentes estudios.

Paradoja 4: quizás la más dramática es la paradoja profesional. La cultura delinea su ideal estético. Las personas luego buscan dietas pintorescas, resultados rápidos y expectativas irreales. Las dietas heterodoxas no poseen evidencia científica. Sin embargo poseen demasiado espacio en los medios y son difundidas por famosos que se constituyen en modelos de comportamiento. Sin cuestionamientos, el respectivo gurú las transforma en meta-religión con muchos fieles seguidores.

¿Es acaso una opción terapéutica la delgadez a cualquier costo? ¿Es razonable excluir y demonizar alimentos? Es licito convertir el acto de comer en un ilícito? ¿Es ético embarcarse en un viaje hacia la desnutrición, el estrés del hambre, el rebote de peso y el trastorno alimentario? ¿Será que los kilos en la balanza son la dosis de certeza necesaria frente a la incertidumbre cotidiana? Será que así de vulnerables, las dietas por más heterodoxas, sean la errada manera de afrontarla?

Fuente: clarin.com

Alimentación: consejos para evitar comer sin pensar

Tips que ayudan a experimentar la diferencia entre la satisfacción física y sentirte "lleno"; conocé qué te satisface y cómo obtener más placer de esta experiencia son los factores clave para el control del peso.

¿Te pasó alguna vez terminar de comer una barra de chocolate y en ese mismo momento querer otro pedacito? ¿Te sorprende ser el primero en terminar el plato de sopa antes que toda tu familia? ¿Es común que te sientas completamente lleno y mal después de comer?

Para entender todos los síntomas mencionados antes, Michelle May autora del blog AmIHungry.com los vincula con el comer "sin pensar" o "inconciente". Y en su sitio de Internet comparte unas interesantes reflexiones al respecto que TuAlmaZen.com difunde.

Mucha gente come al tiempo que mira televisión, camina e incluso mientras trabaja. Y otras tantas personas comen tan rápido que manejan el tenedor en automático: ocupadas en recargar el próximo bocado no se dan cuenta que aún tienen una porción de comida en la boca.

Si tomás en cuenta que tu mente sólo se puede enfocar en una cosa a la vez, vas a caer en que estuviste perdiendo la posibilidad de percibir las sutiles señales que indican que estás satisfecho. Por eso comés sin parar hasta que te sentís lleno o incómodo por la cantidad que ingeriste. Pero lo más importante es que no vas a sentir que disfrutaste la comida, entonces vas a tener que comer de nuevo para sentirte satisfecho.

Así, comer significativamente se relaciona con la intención y la atención.

El comer es una actividad natural, saludable y placentera cuando se la realiza para satisfacer el hambre. Y, en este sentido, poder manejar los problemas de aumento de peso no se relaciona exactamente con qué comes. Si no más bien en la manera cómo realizás esta actividad.

Elegir comer "significativamente" significa, en otras palabras, en darle a la comida y a la actividad de comer toda tu atención. Esto te permitirá obtener una satisfacción óptima y placer sin comer en exceso.

Comer significativamente te va a ayudar a experimentar la diferencia entre la satisfacción física y sentirte "lleno". Comer significativamente te va a permitir sentirte más satisfecho con cantidades reducidas de comida. Aprender a saborear tu comida simplifica y le da placer a esta actividad. Conocer que te satisface y cómo obtener más placer de esta experiencia son los factores clave para el control de tu peso.

Primeros pasos para comer significativamente

Probá estas estrategias que te van a ayudar a identificar las señales de tu propio cuerpo y a disfrutar la comida.

Empezá por reconocer si realmente tenés hambre antes de empezar a comer. Si no tenés hambre, no vas a tener interés, entonces va a ser más difícil que te concentres. Además si estás tentado pero sin hambre, comer no te va a satisfacer.

No esperes a sentirte "muerto de hambre". Una de las claves de comer con conciencia se relaciona con mantener a tu cuerpo alimentado adecuadamente para evitar que te sorprendan los "ataques de hambre" y eso te lleve a comer de más.

Paso siguiente, decidí cuan lleno estás cuando terminaste de comer. Cuando comemos con la intención de sentirmos mejor al terminar de comer, evitamos seguir comiendo hasta terminar todo lo que está al alcance.

Elegí la comida que satisfaga tanto tu cuerpo como tu mente. Nuestra sociedad está tan obsesionada con que comamos "bien" que muchas veces comemos cosas que ni siquiera nos agradan. Como sea, la satisfacción no proviene del hecho de llenarse con comida si no del disfrute del sabor de la comida -sin culpa. Sentirse culpable acerca de ciertos alimentos muchas veces provoca el comer de más, y no de menos.

Disponé la mesa de una manera placentera. Crear un ambiente placentero agrega disfrute a comer y aumenta tu nivel de satisfacción. Además seguro que te lo mereces.

Comé sin distracciones. Si comes mientras te distraés mirando televisión, manejando o hablando por teléfono no vas a poder darle a tu comida y a tu cuerpo la atención necesaria. Como resultado, te vas a sentir lleno pero no satisfecho.

Comé cuando te hayas sentado. Elegí uno o dos lugares de la casa o de tu trabajo que sean sólo utilizados para comer. Por ejemplo, no comas parado frente a la mesada de la cocina, al lado de la heladera o sentado en la cama.

Valorá la ocasión. Apreciá la atmósfera que te rodea, la compañía, o simplemente el hecho de que te estás dando la oportunidad de sentarte y disfrutar de una comida.

Respirá profundo un par de veces para centrar tu atención antes de empezar a comer. Esto te ayudará a relajarte y enfocar en lo que hacés.

Apreciá el aroma y la apariencia de tu comida. Fijate en los colores, las texturas y los aromas que provienen de ella e imaginate su sabor.

Decidí cuál es la comida que se ve más sabrosa y empezá por esa primero. Si te guardás lo mejor para el final vas a querer comerlo incluso estando lleno.

Saborea los aromas y el gusto de la comida mientras comes. Baja el tenedor entre bocados y sé conciente de las diversas sensaciones que estás experimentando.

Si te das cuenta que no estás disfrutando de la comida que elegiste, elegí otra cosa si es posible. Comer alimentos que no disfrutás te va a dejar insatisfecho.

Hace una pausa a mitad de comer por lo menos por dos minutos. Estimá cuánta comida te va a requerir sentirte comodamente saciado.

Alejá tu plato o levantate de la mesa en cuanto te sientas satisfecho. El deseo de seguir comiendo se va a desvanecer en cuanto te sientas satisfecho. El deseo de seguir comiendo se irá rápido. Tené presente que vas a comer de nuevo cuando tengas hambre.

Tomá conciencia de cómo te sentís al terminar de comer. Si comés de más, no te castigues. En cambio, prestá atención del estado físico/emocional que acompaña el hecho de sentirse lleno por demás y crea un plan para disminuir esa tendencia de comer de más en la próxima oportunidad.

Una vez que experimentás el placer de comer significativamente, te vas a ver motivado a estar más conciente mientras realizás otras actividades. Viviendo "en el momento" y estar más presente puede elevar la efectividad y el disfrute en todo lo que hacés.

Fuente: revistaohlala.com

ALMENDRADOS

Almendrados:

Dulces elaborados a base de almendras, harina y miel (se puede sustituir por azúcar) que se cocinan al horno.
Sus ingredientes y formas de hacerlos varían dependiendo del lugar.

Este postre de origen árabe, se hace (y se vende) por las monjas en muchos monasterios y conventos de clausura con recetas tradicionales (junto con otras especialidades: polvorones, tortitas, suspiros, mazapanes, empiñonados…). Es otro de nuestros legados gastronómicos españoles en América Latina, especialmente populares en México.

Una sencilla para hacer almendrados:

400 grs. de almendras, 800 grs. de azúcar, 8 huevos, 2 limones, vainilla en polvo.

Procedimiento:

Las almendras hay que meterlas en agua hervida para pelarlas. A continuación, una vez laminadas, se mezclan con el azúcar y las claras de huevo, haciendo una masa. A continuación se agrega canela y ralladuras de cáscaras de limón. Esta masa se mete al horno a temperatura suave y cuando se vea que alcanzan un tono dorado ya están.

Bebidas como identidades

En primer lugar, quizás se deba tener en cuenta que el vino es uno de los elementos clásicos de la gastronomía de Argentina, así que es difícil imaginar una cena y, especialmente, un almuerzo (mayormente aún si de un asado argentino se trata) sin vino.

Es que el vino es la bebida que desde el comienzo acompañó a la historia y cultura del país, que se ha ido adecuando a esa historia y que en los últimos 20 años sufrió una gran transformación. Por tanto, es bastante racional que el miércoles 24 de noviembre, a través de un decreto propuesto por el Ejecutivo Nacional, el vino fue declarado “Bebida Nacional” en un acto que se celebró en Buenos Aires, en el Centro Cultural del Bicentenario, que funciona en la sede del ex Correo Central.

Según el Ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Julián Domínguez, con más de cinco siglos de historia, la vitivinicultura argentina "reúne la tradición de los inmigrantes europeos junto a los saberes de los pueblos originarios, y así nace esta actividad, que se ha posicionado como la más importante de América del Sur".

Por otra parte, comentó el Ministro, se consideró que el auge de la vitivinicultura impacta en el desarrollo de las provincias productoras de vino y genera actividades relacionadas que inciden en las economías regionales, como el turismo, la gastronomía, la hotelería, la metalmecánica, la generación de otras industrias conexas y actividades de servicios, dando lugar a un cluster competitivo y dinámico.

A partir de esta declaración, el vino deberá estar presente en todos aquellos eventos institucionales que se realicen en nuestro país y también en los que se lleven a cabo en el extranjero, en las más de ciento cincuenta embajadas que la Argentina tiene en el mundo entero. Y por qué no, en cada mesa de los hogares argentinos. Salud!

Fuente: Ignacio Nieva

Medalla para Malma Reserva De Familia 2007

Bodega NQN ha sido nuevamente galardonada, en esta oportunidad en la VI edición del concurso MUNDIAL de Vinos MALBEC al MUNDO 2010. La performance de los vinos fue excelente.

El evento fue celebrado en Mendoza desde el 16 de noviembre. Hubo más de 350 muestras registradas y el jurado estuvo integrado por especialistas locales y figuras internacionales.

NQN presentó el MALMA RESERVA DE FAMILIA MALBEC 2007 el cual obtuvo medalla de Plata.

La Bodega presentará en el 2011 al mercado interno la nueva imagen de su portfolio, nuevo diseño en sus etiquetas y botellas. Adelantamos con esta noticia la nueva vestimenta del MALMA RESERVA DE FAMILIA. Precio sugerido: $54.90

www.bodeganqn.com.ar

"Apostamos al efecto multiplicador Santa Julia y cada vez nos va mejor"

En las últimas degustaciones anuales, la marca convocó a 4.000 personas, la mayoría jóvenes. Este año, como condimento cultural, estuvo el historiador Felipe Pigna y personajes de la farándula como Marley, Humberto Tortonese, Fabricio Portelli, la "Negra" Bernaci y Elizabeth Checa.

Son 4.000 copas de degustación, 450 personas para servicio, una brigada de limpieza, cientos de kilos de queso Ilolay cortado en cuadritos y pan. Música en vivo, gazebos atiborrados de gente, fardos de pasto a modo de asiento en el jardín, un semi-Woodstock al estilo menduco. Rock. Jóvenes ataviados con look del Bicentenario. Folclore. Chicas lindas vestidas para matar. Chicos pasados de copas. Charlas de cocina, charlas de historia, conferencias del vino. Gente que busca gente que haga match con su número. En la Degustación Anual de Santa Julia -que va por su doceava edición y se realiza en la bodega de Fray Luis Beltrán en Mendoza - hay de todo, incluso el clásico bochorno de siesta mendocina. Treinta y pico grados de sensación térmica y los grados de alcohol que suman.

Es la primera vez que asisto a este evento tan importante de la vitivinicultura mendocina y de allí mis impresiones. A nivel marketing, el evento es impresionante. Si los jóvenes no se convierten a la marca, es porque las feligresías se fueron de este mundo. Un detalle a tener en cuenta; alrededor de las 6 de la tarde, no había un solo control de alcoholemia sobre el acceso Este, pese a que los organizadores aseguraron haberlo solicitado.

La principal impulsora de esta estrategia, Ana Amitrano, charló con Area del Vino promediando la tarde y dijo esto:

- ¿Qué quieren decirle al consumidor con este evento?

-Esta degustación empezó varios años atrás solamente con 200 personas, como una forma de agradecer a los consumidores que elegían la marca y decirles “vengan, visítennos”. La idea ha generado un efecto multiplicador muy importante y hasta ahora nos ha ido muy bien.

- ¿Cuál es el target principal?

- La degustación tiene dos momentos. La mañana es para gente más grande, que puede disfrutar de las charlas, clases de cocina y de la degustación más tranquila. A partir de las 2 de la tarde vienen los jóvenes, un público que va de los 25 a los 35 años, aunque pueden entrar desde los 18 años, pero pedimos documento, no dejamos entrar a cualquiera.

- ¿Qué es lo que más se consume?

- Espumante, que es lo que más rápido se termina y Malamado. Pero como éste es un vino con mayor graduación alcohólica, sólo servimos tres copas.

- ¿Cómo les va con el merchandising? ¿Venden?


- Muy poco, tanto vino como elementos de merchandising. Acá, lo más significativo es el efecto multiplicador de la marca, no las ventas en verdad.

- A esta hora se ven algunas personas pasadas de copas ¿Cómo hacen para evitar accidentes?


- Tenemos una brigada de seguridad y de prevención. Al joven que se lo ve un poco pasado de copas, le pedimos que se retire y no le servimos más vino. Además hay un control de alcoholemia en la puerta, nosotros lo pedimos. Otra medida que tomamos es dejar de servir vino media hora antes de que se termine el evento, para que los asistentes puedan reponerse antes de irse.

- ¿Han pensado en hacer un programa de conductor designado, por ejemplo?

- Es muy difícil hacer eso, resulta muy complicado con tanta gente. Sin embargo, hay una cultura de cuidarse, nosotros lo hemos trabajado mucho con la campaña de cartelería, donde les pedimos a los que conducen que no beban demás. Afortunadamente, hasta ahora no hemos tenido ningún problema de accidentes.

- ¿Cómo queda la bodega después de esta romería de gente?

- Ahora viene una brigada de limpieza y ordena toda la noche. Mañana todo estará perfecto y en orden.

- ¿Cuáles fueron las novedades incorporadas este año?

- Servir variedades innovadoras -Touriga Nacional, Greco, Rosado de Syrah, Nero Dávola- y traer a personalidades como Pigna y Sorba.

- ¿Conclusión de la degustación 2010?


- Para nosotros es una gran fiesta y sigue siendo una forma de abrir nuestra casa para agradecerle a los consumidores que nos continúan eligiendo.

Fuente: Area del Vino

"Me sorprende el crecimiento continuo en la calidad de Argentina"

Invitado por Wines of Argentina, el periodista estadounidense y Wine Educator visitó distintas bodegas argentinas y brindó su visión sobre el país y sus oportunidades.

Durante varios días, David Furer, reconocido autor y columnista de vinos, estuvo en Argentina, donde degustó vinos de bodegas del Sur (Bodega del Desierto, NQN, Humberto Canale, Valle de la Puerta y Familia Shroeder); recorrió bodegas del norte (Colomé, Las Arcas, Michel Torino y El Porvenir de Los Andes) y del centro del país (Belasco de Baquedano, Cap Vistalba, Mendel Wines, Clos de Chacras, Doña Paula, Catena Zapata, Achaval Ferrer, Krontiras, Familia Zuccardi, Trapiche, Trivento y Pascual Toso). Además participó en distintas cenas junto a representantes de las empresas, donde degustó vinos de Clos de los Siete, Salentein, Corvus, Baggio RPB y Viñas Don Martin.

En su primer viaje a Argentina y también a Sudamérica, Furer opinó que a fin de evitar crisis futuras, el vino argentino debe seguir ajustando la máquina en la que se ha convertido, prestando especial atención al clima y las zonas de cultivo. También se debe tener en cuenta a los vinos blancos y las condiciones de infraestructura para darle oportunidad de ingresar al mercado a los operadores más pequeños.

A través de los años, Furer ha probado ampliamente los vinos argentinos, tanto en Estados Unidos como en el Reino Unido y ya sabe de su calidad. Sin embargo, se mostró impresionado por la continuidad en los avances de calidad. Respecto de la variedad Malbec, sostuvo que encuentra en ella una adecuada "bandera roja" para que Argentina agite. "Ahora lo que se necesita es una blanca", afirmó.

Furer consideró que las bodegas están haciendo un buen trabajo, sobre todo en lo que respecta a sustentabilidad, métodos de cultivos naturales y estándares de eficiencia. Sin embargo, sugirió que "debe fomentarse más trabajo y atención a los vinos blancos en las regiones más frías".

David Furer considera que el Malbec es un "great value" cuando se trata con respeto al medioambiente y a la uva (con un mínimo de químicos, roble y manipulación).

Finalmente, tuvo oportunidad de probar otro producto que le agradó: el aceite de oliva. "Me sorprendió gratamente la calidad de los aceites de oliva argentinos. No sabía que había una naciente industria de los aceites de oliva, de las variedades y los blends".

Sobre David Furer

Furer es Certified Wine Educator, de la Society of Wine Educators y Advanced Sommelier, de Court of Master Sommeliers y Certified Sherry Educator.

Es autor de las siguientes publicaciones:

Wine places, Mitchell Beazley, 2005; Wine report 2005-2009, Dorling Kindersley, Luxembourg Chapters; Hugh Johnson's pocket wine book, Mitchell Beazley, Sherry/Port Chapter; Which? Wine guide, Which? Publications, E. Europe/E. Mediterranean Chapters; Opus vino (US) / the wine opus (UK), Dorling Kindersley, Benelux/Croatia/Georgia/Hungary/Romania chapters, due Oct. 2010.

También es editor colaborador de las publicaciones: Sante (US) y Sommelier journal (US). Es columnista en Virginia Wine Gazette (US); instructor del Professional Culinary Institute (US) e integrante del Comité Ejecutivo del Círculo de Escritores del Vino de la FIJEV.

Fuente: Area del Vino

Finlandia subastará botellas del champagne más antiguo del mundo

El gobierno autonómico del archipiélago de Åland (suroeste de Finlandia) anunció que subastará parte de las 168 botellas de champagne que fueron halladas el pasado julio en un barco hundido en el mar Báltico hace unos dos siglos, y que está considerado el vino espumoso más antiguo del mundo.

Las autoridades autonómicas, propietarias legales del champán centenario, señalaron que la mayoría de las botellas se conservan en perfecto estado, aunque algunas no son aptas para el consumo ya que tienen dañado el corcho.

Aunque las pruebas realizadas en un laboratorio francés no han podido determinar con exactitud la antigüedad del champán, los expertos creen que las botellas, de las marcas Veuve Cliquot y Juglar, datan de principios del siglo XIX.

"El número de botellas que se subastarán está aún por decidir, pero los expertos estiman que su precio de mercado podría alcanzar los 50.000 euros cada una", señaló en un comunicado el Gobierno regional de Åland, un archipiélago de 6.500 islas e islotes situado entre Suecia y Finlandia.

Los especialistas encargados de catar las dos marcas de champán constataron que se trata de vinos espumosos excelentes y bien conservados, gracias a las bajas temperaturas y la oscuridad del fondo del mar Báltico.

Fuente: Efe

Tragos de verano: Cómo preparar el clericó perfecto


Los cócteles se convirtieron en todo un arte y cumplen un rol muy importante en la vida social, son la clave del éxito de una fiesta, el toque especial de la noche y el mejor aperitivo para el atardecer. Pero además, invitan al relax, despiertan el apetito y calman la sed, y con ingredientes como frutas frescas, vino o champagne, encierran momentos de misterio y de seducción.

En nuestro país uno de los tragos más tradicionales y refrescantes del verano es el Clericó (también llamado ponche), que se prepara en robustas jarras, tiene una mezcla de frutas frescas y vino como protagonistas y se bebe especialmente en las fiestas de fin de año.

La mezcla de vinos con frutas tiene una larga trayectoria. Se preparan desde hace siglos, pero la primera mención escrita de la palabra "cóctel" apareció en 1806 en el periódico Balance de Nueva York, y decía que un cóctel es una bebida estimulante compuesta de vino o licor de cualquier tipo, azúcar, agua y bitters. En la década del veinte alcanzaron mucha popularidad en los Estados Unidos y se consiguieron mezclas que aún hoy son la base de los más famosos.

Los primeros ponches tuvieron su origen en Inglaterra y los ingredientes básicos son vino, té, azúcar, especias y frutas. En Europa los adoptaron como símbolo de Navidad y, por supuesto, como el frío del continente lo requiere, siempre para esas fechas se sirven calientes. En Francia lleva un vino dulce como el Sauternes, limón y, a veces, clavo de olor. En Italia es común beber un tinto caliente perfumado con canela, pero en Roma el ponche tradicional se sirve frío y lo preparan con vino blanco o cava, jugo de naranja o de limón, merengue y ron.

Existen tantas recetas como fanáticos de esta fresca bebida, pero todo Clericó que se precie debe tener como mínimo tres ingredientes básicos: frutas cortadas en cubos, azúcar y vino. El vino puede ser blanco o rosado, sidra, cava o champagne, lo ideal es usar frutas de estación no muy maduras y agregarle poca azúcar ya que la fruta aporta la cuota suficiente. También se pueden añadir unas hojitas de menta fresca. A la mesa llega en jarras de dos litros bien heladas con un largo cucharón de madera y se disfrutan lentamente conversando con amigos.

Cómo prepararlo

Elegir frutas frescas de estación como manzanas, bananas, naranjas, duraznos, uvas, cerezas, frutillas o ananá, pelarlas y cortarlas en cubos del mismo tamaño. El vino más común para esta preparación es el blanco dulce, aunque también puede ser seco, rosado, cava, sidra o champagne (los espumantes se deben agregar a último momento para que no pierdan el gas carbónico).

Primero se coloca la fruta cortada en una jarra grande o en un bol, luego se agrega el azúcar a gusto y se presiona con la cuchara de madera para que la fruta desprenda su jugo. Luego se incorpora el vino y se revuelve, y para darle un toque especial se puede añadir una copita de algún licor dulce como Cointreau, Grand Marnier o Tía María o alguno seco como el gin, vodka o ron.

Para que la preparación quede más suave se puede reemplazar un poco de vino con jugo de naranja o soda. Por último, se coloca en la heladera y se sirve bien frío, revolviendo previamente para que la fruta se mezcle bien. Si no hay tiempo de llevarlo a la heladera, añadir hielo para que se enfríe rápidamente. Lo mejor es servirlo en vasos de trago largo bien helados.

Con qué acompañarlo

- El Clericó de vino blanco va muy bien con tablas de quesos y fiambres ahumados, pizzas y empanadas, sándwiches de lomito, bocaditos de muzzarella y frutas secas como almendras o avellanas tostadas y saladas.

- El Clericó de espumantes, sidras, cavas o champagnes es ideal para acompañar frutos de mar como rabas, cornalitos fritos o mejillones a la provenzal, tostaditas con anchoas y tomate y tortilla a la española.

- El Clericó de vino rosado se disfruta doblemente con nachos con guacamole, carnes frías como peceto, lengua a la vinagreta, tartas de verduras y frutos secos salados como nueces, avellanas, almendras y maní.

Recetas:

CLERICÓ CLÁSICO
3 naranjas
½ k de frutillas
2 manzanas
2 bananas
2 duraznos
½ taza de azúcar
1 ½ litro de vino blanco dulce (puede ser Chardonnay, Viognier o Torrontés)
1 vaso de ron blanco

Lavar bien las frutillas y cortarlas en dos. Pelar el resto de las frutas y cortarlas en cubos. Colocar toda la fruta dentro de una jarra o bol, y añadir el azúcar, el vino y el ron. Mezclar bien y llevar a la heladera hasta el momento de servir.

CLERICÓ CON BURBUJAS
2 duraznos
3 manzanas
3 bananas
3 naranjas
3 rodajas de ananá
Azúcar a gusto
1 botella de espumante o champagne brut nature
1 vaso de almíbar de durazno o ananá

Pelar y cortar la fruta en cubos del mismo tamaño y colocarlas dentro de una jarra. Colocar el espumante o champagne, el almíbar y el azúcar, y mezclar. Llevar a la heladera y servir bien frío.

Fuente: conexionbrando.com

Ejemplo de menú saludable para esta Navidad


La comida en Navidad siempre suele ser abundante y resulta un medio de homenaje para quienes asisten a la cena a disfrutar de la fiesta en familia, por eso, podemos elegir opciones saludables para celebrar la Navidad sin prohibirnos saborear platos ricos y atractivos a la vista.

En este caso hemos elaborado un ejemplo de menú saludable que se muestra a continuación e incluye desde aperitivo hasta el brindis, por supuesto, cualquiera de las comidas puede ser opcional, pero hemos tratado de incluir en el mismo agua, fibra, aire, proteínas, hidratos complejos y grasas saludables.

menu

En los aperitivos tenemos además de proteínas de buena calidad, buenas grasas para el organismo y fibra. Mientras que en el primer plato predominan los hidratos complejos, el agua y la fibra derivadas de los vegetales.

En el plato principal escogimos cerdo, por su valiosa composición nutricional y vegetales grillados, para sumar fibra, vitaminas y minerales al plato, además de color y sabor propios de los vegetales.

En el postre, hemos recurrido a sabores fuertes que sacian más como es el ácido y acentuado gusto del limón, pero a su vez, incorporamos volumen con aire por medio de claras batidas a nieve para elaborar un mousse.

En el brindis, la idea es moderarse con el alcohol pero compartir y saborear del trago y el dulce que más nos agrade, aunque dentro de las opciones, uno de los dulces navideños más saludables es el turrón de almendras.

Como siempre decimos, sólo es un ejemplo, en el cual mostramos los aspectos que hemos considerado para su elaboración de manera de volver la comida en Navidad, lo más saludable posible, sin dejar de lado el sabor y lo estético en los platos para estas fiestas.

Funte: vitonica.com

Comenzar a planificar el menú de Navidad para evitar engordar mucho en estas fechas

La Navidad está a la vuelta de la esquina y en cuanto nos demos cuenta estaremos disfrutando de estas fechas con toda la familia.

Pero no todo en esta época del año es disfrutar de nuestros seres queridos, sino que las grandes comilonas y los excesos son una nota de esta época del año. Por eso en Vitónica con tiempo queremos dar un consejo útil que nos servirá para planificar mucho mejor la dieta que vamos a hacer en Navidad sin dejarnos llevar por la vorágine de estas fiestas y sus excesos.

Cuidar la alimentación a lo largo de todo el año es algo que debemos tener siempre presente, y es que en infinidad de ocasiones hemos dado consejos para guardar la línea de manera fácil. El problema de esto reside en que en Navidad el exceso es tan grande que podemos ganar muchos kilos de peso en un corto periodo de tiempo, kilos que luego costará mucho eliminar. Por ello es importante que tomemos cartas en el asunto y evitemos los excesos esta Navidad.

En primer lugar lo que debemos hacer es planificar desde ya el tipo de menú que vamos a consumir en nuestra casa. Este menú debe ser variado, dejando de lado los abusos de grasas y alimentos cargados de calorías que no nos harán nada bien, y menos en un momento en el que la actividad física es escasa.

Decantarnos por pescados y carnes bajas en grasa es la solución. Pero la base para lograr esto es la planificación, ya que preparar las cosas con tiempo nos dará margen para maniobrar y saber bien lo que vamos a poner sobre la mesa, y evitar así la improvisación que siempre hace que nos decantemos por las variedades alimenticias menos saludables.

Al planificar la lista de menús que vamos a tener en Navidad podremos detenernos en cada uno de los alimentos e ingredientes que vamos a emplear en su preparación. Podemos decantarnos por otras variables de ese plato para mejorar sus cualidades nutricionales y no incurrir así en un exceso de grasas y calorías innecesarias. Además, esta planificación nos permitirá comprar desde ya algunos ingredientes imperecederos que aguantan mucho más el paso del tiempo, e incluso hacernos con productos frescos y congelarlos. De este modo lo que evitaremos será llegar a Navidad y echar mano de cualquier ingrediente que aporte sabor además de otros nutrientes no tan deseados que lo único que hacen es engordarnos.

La previsión en estos casos es la mejor herramienta para evitar que en Navidad engordemos sin control pensando que tampoco hemos comido tanta cantidad para haber ganado tantos kilos. Simplemente se trata de una cuestión de mentalización y cambiar el chip.

Fuente: vitonica.com

Errores de principiante en la pérdida de peso (I)

Empezar un programa de pérdida de peso no es fácil, y más si no tienes experiencia previa.

No se trata simplemente de subirte a un cinta rodante y empezar a correr y luego cambiar a la bicicleta estática. Son muchos factores los que entran en juego, no solo enfocaremos nuestra energía en el ejercicio. La dieta juega un papel fundamental, así como el descanso.

Si estás empezando un programa de perdida de peso es importante aprender de aquellos que ya han pasado por ahí. Puedes adquirir muchos consejos de la experiencia de otras personas que pueden ahorrarte mucho tiempo, dinero, energía y frustración.

La mayoría de la gente que quiere perder peso siempre empieza de la misma forma, y con las mismas dificultades. De ahí que se deba tener una lista en la cual se establezcan unos puntos los cuales debemos de evitar cuando empezamos un programa de pérdida de peso:

  • Manténte alejado de cualquier programa de ejercicios que te recomiende entrenar todos los días de la semana. Debemos empezar de forma progresiva para adaptar a nuestro organismo.
  • Hay que procurar estar activos durante todo el día. Esto es diferente al propio entrenamiento. Estar activo significa utilizar las escaleras, usar menos el coche y transporte público e ir andando, etc.
  • Nunca debemos dejar de comer, el peso que pierdas volverá “por arte de magia”.
  • Opta por comida de calidad antes que contar calorías. Una cocacola y un huevo cocido con ensalada tienen la misma cantidad de energía, pero obviamente sabemos cual es la opción saludable.
  • La leyenda urbana de que los pesos suaves son para tonificar y que las cargas pesadas son para ponerte enorme es un mito. Necesitamos un mínimo de intensidad para que tenga efecto, por muy liviano que sea el peso, si no es lo suficiente no servirá para nada.

Seguiremos con más consejos en la segunda parte de esta serie. Recordad, esfuerzo y constancia.

Fuente: vitonica.com

Alimentos para marcar abdominales

Como ya hemos visto en infinidad de ocasiones la dieta es fundamental a la hora de conseguir unos buenos abdominales.

Mantener una dieta baja en grasas nos ayudará a conseguir que los músculos de esta parte del cuerpo se noten más y no se tapen con una capa de grasa.

A pesar de todo es necesario que tengamos en cuenta que existen alimentos que son más recomendables que otros a la hora de conseguir un vientre marcado y en perfectas condiciones. En esta ocasión vamos a ver algunos de ellos para facilitarnos las cosas y saber el efecto que tienen en nuestro organismo.

Las grasas y el abuso de las mismas es algo que debemos cuidar si lo que queremos es conseguir unos abdominales marcados. Entre todos los tipos de ácidos grasos, los saturados son los que más daño nos hacen, por ello debemos echar mano de los monoinsaturados, necesarios para el buen funcionamiento del organismo.

Estos ácidos grasos los encontramos en alimentos como el aceite de oliva y el mani, que además nos aporta vitamina E que nos ayuda a regular el apetito. Estos alimentos serán de gran ayuda a la hora de conseguir un abdomen marcado.

Los frutos secos son un tipo de alimento que nos ayudará a conseguir unos abdominales de acero, ya que nos aportan grasas monoinsaturadas, además de proteínas que nos ayudarán a aumentar el volumen muscular y la recuperación de una parte del cuerpo que aguanta mucha presión a lo largo de la jornada. La cantidad de nutrientes que nos aportan los frutos secos ayudan a regular el apetito, lo que nos hace controlar mucho más la ingesta de alimentos, algo que a la larga evitará que tengamos barriga.

Los lácteos también son un aliado para el abdomen, ya que nos aportan calcio, un mineral que ayuda al organismo a regular la grasa, sobre todo la que se concentra en el abdomen. Además, cada vez tenemos más variedades de productos lácteos sin grasa, por lo que el resultado es mucho mayor.

El pescado azul es otro alimento aliado de la grasa abdominal, ya que contiene el omega-3 que nos ayuda a disminuir los niveles de colesterol, pero además reduce la producción de la hormona leptina, lo que nos hace disminuir el apetito y evitar la asimilación de toda la grasa que ingerimos en las comidas.

Las legumbres, las verduras y la fruta son muy recomendables por la cantidad de fibra que contienen , ayudando así a depurar el organismo y tener un vientre plano. Es importante que tengamos en cuenta esto en la dieta para así poder marcar abdominales y no matarnos a hacer ejercicio sin más, ya que la alimentación tiene mucho que ver.

Fuente: vitonica.com

lunes, 29 de noviembre de 2010

PESCADO CON TOMATE

Ingredientes:
  • Pescado fresco, mero, etc..
  • 450 g de tomates frescos,
  • 225 g chiles
  • 3 cucharadas de puré de tomate
  • 1 cebolla grande, picada
  • 2 limones
  • 190 ml aceite de mani
  • Pizca de tomillo y polvo de curry
  • Sal a gusto
Procedimiento:

Limpie el pescado y cortar en filetes. Frote con los limones para lavar y colocar en un bol y condimentar con sal, el tomillo y el polvo de curry. Dejar marinar durante media hora.

Caliente el aceite en una olla. A continuación, agregue los tomates, chiles y cebollas. Cocine durante 20 minutos, incorporar el puré de tomate y agregar el pescado marinado. Sazonar con sal y cocine por 20 minutos, revolviendo con cuidado para evitar que se rompa los filetes.

Compruebe la sazón servir sobre un lecho de arroz.

Nigeria y su gastronomia


Gastronomía: En líneas generales la comida en Nigeria no contiene nada que nos hiciera entusiasmar. Sin embargo, los mejores lugares donde encontrar buenos alimentos son en los puestos que se hayan situados a los lados de las carreteras llamados Buka. Allí podemos comprar la mejor comida local ya cocinada y lista para consumir.

Los guisos con pimienta son frecuentes en los estados del sur, mientras que los menús compuestos de cereales y carne de vaca son típicos de los estados del norte.

Mucha de la comida nigeriana está basada en los cereales. El Tuwo, hecho de maíz, arroz o trigo es muy popular, así como el Efo (sopa de verduras), el Egusi (estofado muy caliente compuesto de carne y pimiento rojo) y el Isi-ewu (sopa de cabeza de cabra a la pimienta).

Existen también una amplia variedad de aperitivos como pueden ser papas fritas, pasteles de carne y plátano frito. El vino de palmera, un zumo natural extraído del árbol de la palmera, es la bebida favorita de todos los nigerianos, sobre todo de los del sur donde estos árboles crecen salvajemente.

En las ciudades abundan los lugares donde se sirven aperitivos variados como pollo frito o los pasteles de pescado. En las zonas rurales del norte hay que probar los magníficos yogures elaborados por las mujeres fulani; se suelen servir en un bol de calabaza y se pueden mezclar con bolas de mijo molido.

Cascada Inacayal - Villa La Angostura - Patagonia Argentina